La maratón de emprender, un aprendizaje constante

Ganarse la confianza de la sociedad no es fácil y en las primeras etapas de vida de una startup, su primer logro es sobrevivir. Immunethep, Genially, Sheetgo, bound4blue, Visual y MJN Neuroserveis no solo han sobrevivido en su primera fase empresarial, sino que han conseguido crecer, generar valor y tener grandes proyecciones de futuro. Todas ellas han sabido detectar una necesidad o un ámbito de mejora y se han hecho un hueco en el mercado.

Pasión por el trabajo

Estas startups pertenecen a sectores muy distintos, con un día a día muy diferente y con actividades como facilitar y hacer accesible la creación de contenidos interactivos como hace Genially; el diseño de una vela rígida aplicable al transporte marítimo con el objetivo de reducir el consumo de combustible y los niveles de emisiones (bound4blue); el desarrollo de inmunoterapias antibacterianas de Immunethep; la creación de un wearable en forma de auricular para medir el riesgo de crisis de epilepsia y registrarlas de manera continua como ha hecho MJN Neuroserveis; conectar la información que contienen las hojas de cálculo y automatizar el flujo de datos entre ellas (Sheetgo), o el desarrollo de soluciones tecnológicas de gestión para el sector agroalimentario para ayudar a las empresas a mejorar la productividad y garantizar la seguridad alimentaria, que es lo que hace Visual.

Los equipos de estas empresas y sus fundadores comparten su pasión por el trabajo diario que llevan a cabo y han aprovechado su experiencia previa para lanzar al mercado un servicio o producto único. “Nosotros valoramos muchísimo lo que hemos logrado hasta hoy. Una startup tiene el reto de desarrollar nuevos productos de ámbito mundial con menos recursos (financieros,  humanos, infraestructura…) que las grandes empresas. Esto implica, además de toda la actividad diaria, concentrar esfuerzos para conseguir la inversión necesaria para lograr nuestras metas”, señala Bruno Santos, CEO de Immunethep.

La importancia de contar con un buen equipo

Para poder lograr las metas propuestas es fundamental contar con un buen equipo. Tal y como apunta José Miguel Bermúdez Miquel, CEO y cofundador de bound4blue, “lo primero que recomendaría a otros emprendedores es que no inicien esta aventura empresarial solos y que lo hagan en equipo, ya que sólo en equipo es posible avanzar”. En esto también coincide Mercedes Iborra Broseta, COO y cofundadora de Visual: “la actitud y la pasión por lo que haces son tan importantes como rodearse de un equipo que aporte no solo conocimientos sino también ideas y compromiso. Transformar una idea en venta es clave para generar confianza y crecer”.

Además de todo lo que ha aprendido durante la primera etapa empresarial y la gente interesante que ha conocido, lo que más valora Juan Rubio López, CEO de Genially, de esta primera etapa de su empresa es que “aunque a veces es complicado, intentamos disfrutar del camino lo máximo posible. Somos conscientes de que se trata de una maratón, no de un sprint; es un aprendizaje constante”.

Premios EmprendedorXXI, validación de buenos proyectos

Yannick, CEO de Sheetgo, considera que “es un camino muy difícil, incluso teniendo una idea revolucionaria”, por ello recomienda prepararse para muchos altibajos, tanto profesionales como personales. Además, apunta que “los programas de aceleración son fundamentales, el entorno de emprendimiento te permite conocer a buenos emprendedores”. Pero a pesar de los malos momentos y las barreras con las que se encuentran, Salvador Gutiérrez, CEO de MJN Neuroserveis, recomienda a todas aquellas personas que tengan una idea “que no lo duden, que luchen por llevarla a la realidad. El éxito (o no) de nuestro proyecto no lo podemos asegurar, pero las experiencias vividas no las olvidaremos nunca”.

Otro punto que tienen en común estos emprendedores es que han ganado este año la fase sectorial de los Premios EmprendedorXXI. Tal y como reconocen, suponen una inyección de moral y una validación de sus proyectos para seguir adelante con sus ideas y reafirmar que están en el buen camino. Todos ellos valoran la visibilidad y reputación que les proporciona, así como la confianza y el reconocimiento a su trabajo.  Además, suponen una excelente oportunidad para conocer personas y modelos de negocio.